Razas de gatos » Pelo corto » Burmés


BURMÉS




ORIGEN E HISTORIA

La leyenda quiere que esta raza provenga de los monasterios birmanos, donde era venerada como una divinidad. En un libro de poesías del período Ayudhya (1350-1777) de Siam (hoy en día Tailandia), aparecen ilustraciones de un gato Burmés, un Siamés, un Korat y un felino negro con un collar asimismo negro llamado Singha-Sep. Una hembra Burmés de manto marrón llamada Wong Mau fue importada de la capital de Birmania, Rangún, a los Estados Unidos. Cruzada con un macho Siamés, a finales de la década de 1920 dio origen a la nueva dinastía.


MANTO

Pelo corto pero fino, espeso y brillante.


COLOR

El Burmés común, también llamado impropiamente Birmano, tiene un manto marrón, y cuando es adulto se vuelve marrón oscuro. Éste es el único color reconocido en América del Norte. En cambio, en Gran Bretaña están reconocidos diversos colores:

 

Azul: manto gris plata, levemente más oscuro sobre el dorso y la cola; tonalidades grises sobre las orejas, hocico y pies.

 

Champagne: manto chocolate muy claro con orejas y máscara bien nítidas.

 

Platino: manto que aparece lila en los cachorros, para más tarde presentar una delicada coloración gris con tonalidades rosáceas.

 

Rojo: manto color mandarina con orejas más oscuras.

 

Crema: manto color crema con orejas ligeramente más oscuras.

 

Y finalmente: escama de tortuga marrón, escama de tortuga azul, escama de tortuga chocolate y escama de tortuga lila.



CUERPO

De talla mediana, largo, agraciado, elegante, perotambién musculoso y dotado de una fuerza insospechada. Debe carecer absolutamente de grasa. Cuello largo; pecho redondo; extremidades sutiles, más elevado en su parte posterior; pies pequeños de forma ovalada, bien dibujados. Aun estando emparentado con el Siamés, no debe parecérsele demasiado.


CABEZA

En forma de triángulo, corta y estrecha en punta, pero siempre menos larga que la del Siamés. Mentón pronunciado, mandíbula fuerte. Orejas anchas en la base, terminando en punta redondeada.


OJOS

De rasgos orientales, inclinados hacia la nariz y distanciados; de color amarillo oro, muy expresivos.


COLA

Larga, estrecha, en punta y afilada.


CARÁCTER

Es un animal afectuoso, inteligente, deseoso de atenciones y alabanzas, simpático, muy singular. Le gusta viajar en automóvil o en tren y le encanta mirar a través de las ventanas sin asustarse. Su voz es más bien fuerte.


DUEÑO IDEAL

El Burmés precisa de un amo que sepa corresponderle en afecto y que dedique algo de su tiempo en jugar con él y acariciarlo. Es sociable con todos los familiares y también con los extrañes.


AMBIENTE

Tiene gran capacidad de adaptación, por lo cual es al mismo tiempo gato de ciudad y gato de campo. Vive bien en el apartamento, sobre todo si en éste hay una terraza con plantas.


ALIMENTACIÓN

Es un gato sano y resistente, por eso no precisa cuidados particulares. Comidas a base de carne, verduras, un poco de arroz y vitaminas durante el crecimiento.


CUIDADOS

Se deberá mantener siempre limpio el manto acariciándolo con un tejido de franela o un guante ligeramente humedecido en agua y vinagre.


REPRODUCCIÓN

Las hembras experimentan el primer celo a los siete meses y paren como promedio cinco pequeños. Los cachorros tienen un manto color café con leche que posteriormente se oscurece. Es un gato longevo: puede vivir hasta los 18 años.


DEFECTOS

Manchas blancas bajo la garganta, dibujos o rayaduras en el manto, colores demasiado oscuras, ojos grises o verdes, cola arqueada o con nudos.


VARIEDADES

En América del Norte el Burmés azul, champagne y platino está considerado como una raza aparte.







Contacto: