THAI




ORIGEN E HISTORIA

Gato ancestro del Siamés, el Thai debe ser resistente y, sobre todo, no debe parecerse en absoluto al Siamés moderno. Tiene su origen en Tailandia, donde es conocido como Wichien-Maat. En el siglo XIX, esta raza fue importada a Inglaterra, y en 1871 fue exhibida por primera vez en Londres. En ese momento se estableció la distinción entre, por un lado, el thai o siamés tradicional, de cabeza redonda y, por otro, el siamés moderno, de cabeza con forma alargada y triangular.


MANTO

El manto es corto y espeso al tacto.


COLOR

Presenta los colores básicos del Siamés y, al igual que éste, puede ser tabby point y otros: rojo, crema, etc.



CUERPO

De tamaño mediano y musculoso, pero a la vez esbelto y elegante. Las patas son de longitud media, con las puntas redondeadas.


CABEZA

Es triangular, pero con los ángulos redondeados. Perfil ligeramente curvo con una hendidura al nivel de los ojos. Barbilla fuerte y mandíbula baja, hocico redondeado.


OJOS

Los ojos azules son grandes y levemente oblicuos. El párpado superior es almendrado y el inferior bastante redondeado.


COLA

La cola es de tamaño mediano.


CARÁCTER

Se caracteriza por su curiosidad y agilidad. Su comportamiento es sumamente temperamental, aunque muy afectuoso y cariñoso con sus cuidadores, y sociable con las personas. Es una raza intensamente activa y enérgica, así como también comunicativa por sus frecuentes vocalizaciones..


DUEÑO IDEAL

Entrega su afecto total a un solo miembro de la familia, incluso demostrando hacia los demás indiferencia. Debe ser tratado con mucha dulzura. Separado de su dueño, podría morir.


AMBIENTE

Vive muy bien en un apartamento, pero sueña con la libertad. Tiene necesidad de espacio para moverse.


ALIMENTACIÓN

Un exceso de comida podría comprometer su línea y su belleza. Deberá comer variado.


DEFECTOS

El objetivo de su crianza es lograr el tipo tradicional del Siamés. Cualquier cambio sobre el tipo original se considerará como una hibridación con otras razas.







Contacto: